VIRIO – técnicamente también un genio

De una fundición

La carcasa de la máquina VIRIO es fabricada con fundición mineral. Gracias a sus excelentes características mecánicas, el material asegura buenas propiedades de amortiguación y de este modo suprime influencias perturbadoras no deseadas y ofrece una alta estabilidad térmica para condiciones de medición constantes.

Hemos adaptado el nuevo sistema de medición de la máquina VIRIO, desde el punto de vista de la vibración, exactamente a esas características positivas del bastidor de la máquina. Combinado con el experimentado captador de vibraciones electrodinámico de Schenk, se ha concebido un sistema de medición de alta precisión con muchas ventajas. Es muy robusto y, de este modo, insensible a influencias exteriores como vibraciones o variaciones de temperatura. Los esfuerzos que se presentan en el duro trabajo en el taller no son ningún problema para la VIRIO.

Dicho de otra manera: Si en un rotor
con un peso de 30 kg se coloca una etiqueta
del tamaño de 1/4 de estampilla en un radio de
aprox. 100 mm, la máquina equilibradora reconoce
su posición y masa - esto equivale a la millonésima
parte de la masa del rotor.
Amortigua las vibraciones hasta 10 veces más que la fundición
gris tradicional. De este modo, la VIRIO reacciona sin problemas
a influencias perturbadoras. Esto se ve en la práctica y también
en los excelentes resultados de medición: La exactitud de medición
es de 0,1µm de excentricidad del centro de gravedad del
rotor Dicho de otra manera: Si en un rotor con un
peso de 30 kg se coloca una etiqueta del tamaño
de 1/2 de estampilla en un radio de aprox. 100 mm, la máquina
equilibradora reconoce su posición y masa; esto equivale a la 1/500.000
parte de la masa del rotor.

Sus ventajas:

  • La cubierta protectora corresponde a la clase C 600 según ISO7475
  • Regulación continua del número de revoluciones
  • Es posible el equilibrado en uno o dos planos